El síndrome de Rapunzel


Rapunzel, según el cuento de los Hermanos Grimm, es una rubia de largos cabellos a la que una bruja tiene encerrada en una torre. Un día un apuesto príncipe (los príncipes de los cuentos siempre son apuestos), oye su canto y se enamora perdidamente de ella. El príncipe consigue evitar a la malvada bruja y acercarse hasta la torre, una vez allí le pide a Rapunzel que deje caer sus largas trenzas para que pueda subir a la torre a “rescatarla”.

Pero, los cuentos de los Hermanos Grimm son mucho más macabros que los de Disney, por lo que cuando la bruja descubre que el príncipe está intentando “rescatar” a Rapunzel, esta le corta la trenza y deja a la joven abandonada en medio del desierto. Y no contenta con eso, por noche le tiende una trampa al príncipe.

El príncipe vuelve a la torre y la bruja le tira la trenza, cuando ha llegado hasta arriba, le dice que no volverá a ver a Rapunzel. El príncipe, que estaba seguro de que esa noche iba a mojar, se lanza por la ventana, con tan mala suerte que se le clavan unas espinas en los ojos, quedándose ciego.

El pobre deambula de un lado para otro, hasta que escucha la voz de Rapunzel y las lágrimas de la joven le devuelven la vista. Así que, ahora sí, vuelven al reino y son felices y comen perdices.

Y bien, si esta es (más o menos) la historia de Rapunzel, ¿qué es el Síndrome de Rapunzel?

Existe un trastorno del control de impulsos que recibe el nombre de tricotilomanía, que consiste en arrancarse el pelo de la cabeza, cejas y pestañas, normalmente. Un 30% de las personas con este trastorno además de arrancárselo, se lo come, lo que se conoce con el nombre de tricofagia.

Estos pelos, no se digieren y forman una pelotita de pelo en el estómago, una pelotita que se llama tricobezoar. El tricobezoar siempre es de color negro (independientemente del color del pelo) por la destrucción que sufren las proteínas y, por lo que he leído, no debe oler muy bien.

Hay veces (muy pocas) que el tricobezoar crece mucho, llegando a formar un molde del estómago y una cola que alcanza el duodeno, y es entonces cuando reciben el poético nombre de Síndrome de Rapunzel.

El Síndrome de Rapunzel puede tener complicaciones muy graves, como una obstrucción intestinal, úlceras, peritonitis… Por lo que, en estos casos, más que un príncipe que venga a rescatarlas, necesitan un cirujano.


Esta entrada fue publicada en Cirugía, Psiquiatría. Añade a tus marcadores el permalink. Sigue los comentarios de la entrada en elfeed RSS para esta entrada.

5 Comentarios

  1. Ana
    14/04/2011 11:56

    “Más que un príncipe, necesitan un cirujano” jajajajaja
    Desde luego, esta carrera siempre destrozando cuentos

  2. Illuminatus
    15/04/2011 16:16

    La tricotilomanía la había oído referida como “pica”, ¿es también un nombre correcto?

    • MerySnow
      15/04/2011 16:24

      No es exactamente lo mismo, la pica se refiere a la ingesta de sustancias que no son nutritivas (ahí entra yeso, pintura, cuerdas, pelo….). En el caso de comer pelo, también se llama tricofagia.
      La tricotilomanía se refiere a un comportamiento recurrente de arrancarse el pelo por placer, gratificación o para liberar tensiones.
      Espero haberte aclarado la duda :)

  3. ana paola
    28/02/2012 03:45

    rapunzel vive una torre que llega a medir 100 metros fuerrovada por una malvada bruja gracias

  4. manuela
    05/04/2013 01:54

    que horror las ninas de ahora se horrorisan de eso de las cejas el pelo que bobos

Deja un comentario

Tu email jamás será publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¿Qué estás buscando?

Últimos comentarios

Suscripción por email

Escribe tu email y recibirás los nuevos posts en tu bandeja de entrada:

Últimas entradas

Categorías

Mes a mes

Blogroll

  • Acabando Medicina
  • Cotrimoxazol
  • El blog de la Dra Jomeni
  • El paciente y tu
  • Futura doctora… Dr. Nova
  • Historia Clínica
  • Medicina Joven
  • Metafísica de costumbres
  • Mondo Medico
  • Paradojas de girar como una noria
  • Per Ardua ad Astra
Licencia de Creative Commons
%d personas les gusta esto: